domingo, 14 de octubre de 2007

CRISTÓBAL Y NICOLAS

Hace no tantos años me encontraba plácidamente observando al mundo desde mi majetuoso trono del Hades. Recuerdo el gusto que por aquél entonces nos causó un singular niño del mundo que dibujaba en hojas de papel "lineas que salían a pasear" (como diría Paul Klee), bocetos que años después transmutados en tela cambiarían el rumbo de los catwalks, llevando a las musas al cielo.

El encantamiento de la tela y de las almas....

El niño en cuestión fue inmediatamente uno de mis faunos mágicos, lo amé desde entonces y me divertí durante años viendo como se abría paso entre la mediocridad de una era empapada de gris y tela militar, y el miedo de una sociedad que se empeñaba en hacer de los hombres seres fuertes, preocupados por el dolor y el sudor, flagelando a los artistas con las peores injurias.
Nacía entonces el mito en un pequeño Cristóbal que convertiría las hojas y luego las telas, en explosiones mágicas de colores eternos, mil galaxias y una en la pasarela del infinito. Rosa y fucsia, peonías y freesias en cuerpos a los que él dibujaba una silueta, pues no necesitaban nada más. El grandioso CRISTÓBAL BALENCIAGA que hoy disfruta del Infierno con nosotros.

Cristales que son como puertas dimensionales, escaparates de sueños...

Muchos años después de las antiguas Galias surgió uno de mis demonios favoritos, de los más peligrosos y el felino predilecto de una Diablesse encantada con sus ojos y con la destreza de sus tijeras. Un as demoniaco, brujo del patrón y el trazo. Lleva en las venas sangre rosa por capricho de un destino cínico, y en las manos el dorado de un cielo que promete a todas y recientemente también a ellos. Mi Nicolás querido que a ratos escapa al infierno para ronronear entre las piernas forradas con placas de cobre de la reina de este averno.

Robots, amazonas y exploradoras del universo... mujeres al fin, no todas, no para todos...

Nuestro querido niño que metaliza piernas y estalla hombros, juega con el fuego en palestinas celestiales y toma los juguetes de los niños para catapultar mujeres con dos tacones lego. Nuestro niño que escupe fuego y hace de los bosques y las constelaciones vestidos. Ni uno sucede al otro, ni el otro precede al uno. Son de la misma estirpe, genios que juegan con un nombre. Son Cristóbal y Nicolás.

Catapultas y balancines, hechizos ghesquierianos...

Al final de cuentas dos de mis más peligrosos diablos, uno allá jugando a seducir con el fuego que sale de sus manos. Con Charlotte, Chloé y Carine rendidas a sus pies. El otro aquí, sentado a nuestro lado divirtiéndose mientras todos intentan jugar a ser el nuevo couturier, viendo la lucha encarnizada por jugar a interpretarlo y con la vista fija en pasarelas donde el volumen y el rosa susurrarán por siempre el nombre BALENCIAGA.

Fuego en los ojos de los genios que saben donde mirar

7 comentarios:

Style/Q dijo...

"metaliza las piernas y estalla los hombros..."
jajaja... qué buena definición para lo que es Balenciaga!

Qué divertido como escribes! es entretenido ver cosas diferentes por estos lados!

y claro, tan diferente como lo que propones en tu post! Cómo ha irrumpido Balenciaga en el mundo... está en las grandes ligas y ha pasado una pieza de ropa o accesorio chic indispensable... ¿quién lo iba a pensar?

ke tiemblen Lagerfeld y Saint Lauren!!

y kién iba a pensar que llegaría a leer una columna tuya...

en fin,espero más texto personificado.


te espero de visita cuando kieras en mi blog...


Auf wierdesehen!!

Style/Q dijo...

ops!
ké largo post...

necesitaba disculparme!

ELENA dijo...

adoro tu post!!!

La Vampi dijo...

Sigh... Mataría por ser modelo... que me regalen ropita...

patri dijo...

Balenciaga!!!!!!!! ...es muy bueno tú post!

eduardian_guy dijo...

Cristóbal Balenciaga es el mejor couturier de todos lo tiempos... Su decisión de cerrar la casa de couture, debería de haberse respetado...
Ghesquiére es talentoso, y ha hecho colecciones impresionantes, pero sin el espirítu Balenciaga.
Es dificíl retomar una firma con un legado tan fuerte he importante en la historia, sobretodo después de décadas de ausencia.
En fin me gusta Balenciaga, me gusta Gésquiere, pero no juntos.

sado dijo...

really nice picture. :o)
Replica balenciaga arena black